sábado, 28 de marzo de 2009

A MANUEL LEOPOLDO RUFINO

Manolo,fuiste tan buena persona,que nos dejaste sin hacer ruido,no molestaste a nadie.Quién te iba a decir que sobrevivirías a tu hermana,a la que cuidaste con tanto esmero,tan sólo unos meses atrás.
Viviste intensamente porque, por encima de todo, eras un vitalista a ultranza,y has entrado por la puerta de todas las esperanzas,como tú solo sabías hacerlo,sin alharacas y de sopetón.
En los ambientes de tú y nuestro Teléfono de la Esperanza tu marcha a la casa del Padre nos ha cogido a todos tus compañeros con el paso cambiado y tu caminar por estos andares fueron fuertes,seguros,recios,llenos de vitalidad y sobre todo,de ESPERANZA para todas aquellas personas que con tu buen hacer,ayudaste desinteresadamente en ese seguimiento de los cursos,como coordinador incansable y como profesor en los cursos que impartiste.
Eras un hombre cariñoso y afable,repartías abrazos a diestro y siniestro,pero de puro afectuoso,aquello era algo muy semejante al "ABRAZO DEL OSO".
Otra característica tuya,muy personal,era tu Fabla,la que con cariño algunos llamábamos "portuñol",pero nos entendíamos sin problemas y nunca nadie se quejó de tu español aportuguesado o de tu portugués españolizado,que tanto monta......
Con tus paisanos de ese nuestro querido Portugal,no es que hicieras los deberes,es que conseguiste lo más difícil,inaugurar una sede en Oporto de nuestro querido Teléfono,con un equipo humano inmejorable y con un éxito del que tú fuiste una parte muy importante.
Te echaremos en falta y nos acordaremos de tí siempre,no en vano tú eras el miembro más antiguo del Teléfono y el que inauguraste la sede de Badajoz,junto con nuestrro llorado fundador Serafín Madrid.
Ya os habréis abrazado en la Esperanza Infinita,habiendo cumplido aquí abajo ,con creces,las expectativas..Nosotros tus compañeros,mortales,pecadores y contritos te damos un sobresaliente cum laude.
Esperamos te acuerdes de nosotros,los de abajo,los del camino tortuoso,los del valle de lágrimas,e implores por nuestra conversión;creo que te escucharán,porque,al menos para los caminantes esperanzados,tú fuiste un Maestro y un Magnífico Ejemplo.

GUILLERMO GARCIA DE YTURRIAGA
COLABORADOR DEL TEX

1 comentario:

teo dijo...

Querido Guillermo:comparto todos los sentimientos que expresas en tu entrañable carta.Sólo me queda decir una vez más "descanse en paz" y encarar esta terrible pérdida con la esperanza que nos caracteriza ante los reveses de la vida.